Conducir en verano: consejos para conducir con calor

El calor es peligroso. Conducir en verano o con calor produce más fatiga y aumenta, por tanto, las posibilidades de sufrir un accidente. Por eso conviene tener en cuenta una serie de pautas que nos ayudarán a hacer del viaje una experiencia más cómoda y, sobre todo, más segura.

Cómo conducir en verano: el coche.

Uno de los mejores momentos para hacer la revisión de nuestro vehículo es a principios de verano. Llegan las vacaciones y se multiplican los desplazamientos. Conviene, pues, tener el coche a punto. Y dentro de esa revisión hay que llevar a cabo la propia del aire acondicionado: comprobar que la carga de gas está bien y que los filtros no tienen más de 15.000 km o, en su defecto, dos años. Aún en el caso de que no te toque la revisión anual por estas fechas, conviene que revises la climatización de tu coche: lo más normal es que necesites una recarga. Sus precios oscilan entre los 48€ de Córdoba a los casi 90# que cuesta en Navarra, por término medio. Puedes recurrir a comparadores como éste que ofrece diferentes presupuestos de talleres de tu zona.

Es fundamental climatizar adecuadamente el habitáculo. Los expertos consideran buena una temperatura que oscile entre los 21º y 24º. Puedes dejar el climatizador en modo automático para que sea el mismo vehículo quien determine la temperatura y humedad óptimas o regularlo tú mismo. Si lo haces, no dirijas el aire directamente a la cara: el mejor filtro no evita bacterias o resfriados.

Arranca el vehículo unos minutos antes de iniciar el viaje, enciende el aire acondicionado y abre las ventanillas: conviene ventilar el interior y eliminar todo el aire caliente acumulado. Ten en cuenta que dentro del coche puede haber hasta 15º más que en el exterior. De este modo, la climatización confortable será más rápida y eficiente.

Cubrir las ventanillas traseras con parasoles, por su parte, evitará que entre directamente el sol y moleste a los ocupantes de atrás.

Nosotros.

Para hacer un viaje es fundamental que el conductor esté en perfectas condiciones: conducir en verano requiere, más que nunca, hacerlo descansado, habiendo comido sin excesos y cómodo. Comer mucho o no hacerlo, produce somnolencia y el sueño es un enemigo mortal. Conviene hidratarse cada 30 minutos, recurriendo a la ingesta de bebidas frías: mejor si se trata de agua. No conviene abusar del café ni del té y, por su puesto, nunca beber alcohol. Y ojo si nos medicamos: comprobemos siempre que el medicamento es apto para conducir.

Es bueno parar cada dos horas. Elige un lugar a la sombra o fresco y estira las piernas. Puedes dejar el coche abierto, si no te alejas de él, para ventilar y renovar el aire de su interior. En cualquier caso, si viajas con niños pequeños o mascotas nunca los dejes encerrados en el vehículo!!!

Es importante vestir adecuadamente: ropa cómoda, holgada, de tejidos frescos y ligeros como el algodón. Y zapatos que se adapten bien al pie pero que no aprieten: tus ojos, tus manos y tus pies son los protagonistas de una buena conducción. Eso sí, no conduzcas con sandalias o chanclas: está prohibido y es muy peligroso.

Protege los ojos con gafas polarizadas, con filtro UV y homologadas. Tus ojos sufrirán menos si conduces al sol.

La ruta.

Aunque dispongamos de climatizador no está demás ponerse en marcha a una hora temprana: la temperatura no es tan alta y el sol no cae a plomo. Muchos conductores prefieren conducir de noche pero hay que saber que la conducción nocturna es menos segura que la diurna. Si, de todas formas, optamos por hacerlo deberemos estar perfectamente descansados.

En todo caso, lo recomendable para conducir en verano es no viajar en las horas centrales del día. Hacerlo a primera hora de la mañana o bien a última de la tarde si la ruta es corta y no se nos va a hacer de noche por el camino.

Conviene estudiar la ruta, ver qué tiempo vamos a invertir en hacerla y determinar cuántas paradas vamos a hacer y dónde. Una ruta programada nos evita sobresaltos y hace que aprovechemos mejor la jornada de viaje.

Como ves, muchos de estos consejos para conducir con calor tienen que ver con el sentido común. Se trata de tomarse en serio cualquier desplazamiento y hacer lo posible porque el viaje resulte lo más cómodo y seguro posible.

Por cierto, si vas a viajar, quizás te resulte interesante llevar alguna de estas app en tu teléfono móvil.

Fuente: DGT

 

Nuestro horario

  • Lunes  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Martes  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Miércoles  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Jueves  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Viernes  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Sábado  09:30 - 13:00
  • Domingo  Cerrado

Contacto

Descarga nuestra App

appstore
appstore

Sitio web desarrollado por 360Movic

Forgot your password?

Login