Revisar los faros… también en verano: evita el deslumbramiento

Revisar los faros... también en verano: evita el deslumbramiento

El deslumbramiento es el principal riesgo en la conducción nocturna.

Nos acercamos a la noche más corta del año. El día cuenta con más horas de luz. Y de calor. No son pocos los conductores que eligen viajar de noche para evitar los rigores del estío.

Sufrir deslumbramiento a 80 km por hora supone recorrer a ciegas más de 100 metros.

Aunque es entre los meses de diciembre a marzo cuando aumenta la siniestralidad nocturna, es en verano cuando menos nos fijamos en el estado de nuestros faros, algo normal teniendo en cuenta que las horas de luz aumentan. Con todo, la noche va asociada a los accidentes más graves y es que a los problemas de visibilidad derivados de la conducción nocturna hay que sumar problemas de cansancio que aumentan cuando nos sometemos a jornadas maratonianas de conducción para tratar de aprovechar al máximo nuestras vacaciones.

Uno de los principales problemas de la conducción nocturna es el deslumbramiento.

¿Qué podemos hacer para evitar el deslumbramiento?

Según la DGT, el 5% de los accidentes nocturnos tienen que ver con problemas de deslumbramiento y es que, cuando esto ocurre, nuestra retina puede tardar cerca de un minuto en volver a tener un comportamiento normal.

Lo primero que hay que tener en cuenta es el estado de los faros. Y lo mejor es pasar una revisión en el taller: un buen reglaje evita deslumbramientos. Y eso vale para todos.

La buena colocación de los espejos retrovisores también nos ayudará a reducir el deslumbramiento propio en caso de ser adelantados por otros vehículos.

Si cambias la lámpara de un faro, cambia también la del otro: evitarás que haya diferencias de intensidad entre las lámparas.

Es verano: vigila que los faros estén limpios… incluso de mosquitos. Y no descuides el estado de los faros traseros.

Si llevas gafas y solo te las pones en ocasiones que una de ellas sea al conducir de noche. Evita, por supuesto, las de sol por muy graduadas que estén. Y si hace tiempo que no te revisas la vista, nunca es tarde para hacerlo.

¿Está limpio el parabrisas? ¿Llevas el limpia en buen estado? Comprueba que funciona bien y cumple con su misión.

Si vas a conducir varias horas, descansa regularmente. De noche la vista se fatiga mucho más siendo más propensa al deslumbramiento.

Todo consejo puede parecer poco si pensamos que más del 90% de la información que procesamos al conducir procede de la vista y que nuestra capacidad visual se reduce en más de un 20% en condiciones de conducción nocturna lo que dificulta el cálculo de las distancias y reduce nuestro campo de visión.

Nuestro horario

  • Lunes  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Martes  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Miércoles  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Jueves  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Viernes  09:30 - 14:00 16:30 - 20:00
  • Sábado  09:30 - 13:00
  • Domingo  Cerrado

Contacto

Descarga nuestra App

appstore
appstore

Sitio web desarrollado por 360Movic

Forgot your password?

Login